Centros Culturales


Magia muy participativa, el público es el  verdaderos artífice del show.

Benjamín consigue que los invitados vuelvan a su infancia, crean  en lo imposible, se ilusionen con lo irreal y participen como niños felices con sus amigos, donde el mago pasa a ser otro amigo.

Cada momento, cada juego, cada show será único e irrepetible.